Alberto Ríos, de 48 años y acusado de golpear a su suegro, Eriverto Rivera, un anciano ciego de 92 años, después de que este lo botara de la casa, este bajo arresto en la ciudad de Hialeah.


El acusado también golpeó a su suegra, Teresa Rivero, cuando esta intentó defender a su esposo.

El hombre enfrenta cargos de violencia doméstica.