La policía de Miami hizo un arresto con relación a una persona que transportaba gasolina de forma irregular. Adrián Rodolfo Vidal, de origen cubano, conducía su vehículo cuando fue detenido por la policía por tener la matrícula vencida.


Al inspeccionar el vehículo la policía notó un tanque que parecía sospechoso: Vidal transportaba un total de 160 galones de combustible de manera insegura en su camioneta.

Vidal ademas tenía en su posesión 30 tarjetas de regalos, las cuales la policía considera podrían estar relacionadas con información personal robada.

La policía reitera el peligro que significa transportar gasolina y petroleo sin la seguridad necesaria, lo cual convierte a los autos en bombas rodantes.

Según documentos públicos al sospechoso le fue impuesta una fianza de 5 mil dolares.