Un año después de tomar la vida de Pierre Fortin, un joven de 20 años es arrestado y acusado de su muerte tras atropellarlo en la I-95 y darse a la fuga.


Fortin, quien trabajaba como conductor de Uber en la madrugada del 31 de octubre del 2019 detuvo su auto en la autopista para ayudar a otro conductor que había tenido un accidente.

Al intentar cruzar la calle para regresar a su vehículo, Sebastian Jean Baptiste estaba al volante de un Toyota Camry cuando lo atropelló y no se detuvo a ayudarle.

El incidente quedó grabado en la cámara de un camionero que conducía en ese momento por la Interestatal.

El Camry fue encontrado abandonado en la salida de Hollywood Boulevard y en su interior las autoridades encontraron un recibo de una farmacia Walgreen en Collins Avenue en Sunny Isles, lo que fue una pista clave en la investigación.


El video de vigilancia de la farmacia mostró a Jean-Baptiste saliendo de la tienda la noche anterior al accidente y subiendo al Camry negro, dijo la policía.

El pasajero, supuestamente en el automóvil con Jean-Baptiste en el momento del accidente, le dijo a la policía que dos estaban en un Airbnb en Sunny Isles Beach bebiendo coñac Hennessy antes del accidente.

La policía dijo que Jean-Baptiste conducía con un permiso de aprendizaje que había sido «suspendido indefinidamente».

Estuvo en la corte de fianzas el sábado y está acusado de abandonar la escena de un accidente que involucró una muerte, conducir mientras la licencia está suspendida, revocada, cancelada o descalificada y conducción imprudente.