Un cubano de Hialeah fue arrestado después de que matara al perro de su vecino estrangulándolo con un cinto.

El incidente que ha dejado a la familia Hidalgo destrozada quedó grabado en cámara.


El perro, llamado Rocky, fue estrangulado hasta la muerte alrededor de las 8:30 a.m. en el área de la 10 calle del west de Hialeah y la 1ra avenida el miércoles.

En el video, la policía dijo que Kenny Amaro pareció intentar atraer al perro hacia él varias veces. En un momento, Rocky se acerca al hombre y se puede ver a Amaro colocando su cinto alrededor del cuello del perro.

Se podía ver a Rocky tratando de alejarse del hombre, pero Amaro no soltó el cinto.

El video obtenido por las autoridades mostraba a Amaro estrangulando a Rocky, levantándolo en el aire con el cinto y girándolo en el aire varias veces. Luego se lo pudo ver arrastrando el cuerpo de Rocky por la calle y atándolo a un poste.


Inmediatamente después caminó hacia la casa del dueño del perro, comenzó a patear la puerta y a gritar.

Cuando el dueño de Rocky entonces se dio cuenta de lo que había sucedido se lo pudo ver cargando el cuerpo de su amada mascota y llevándolo al portal donde trató de revivirlo pero ya era demasiado tarde.

Durante la corte de fianzas el jueves, a pesar de que el defensor público le aconsejó que no hablara, Amaro trató de explicar por qué mató a Rocky.

“No maté al animal a propósito”, dijo. «Señora, el perro era un perro peligroso, un perro malo. Habría matado a un niño. Si ve a un niño, lo atacará. Disculpe, señor, quiero ser mi propio abogado. Ya no eres mi abogado».

Sin embargo, la familia de Rocky y varios vecinos dijeron que las afirmaciones de Amaro en la corte son falsas, que Rocky era un perro dulce que nunca fue amenaza para nadie.

Según el informe del arresto, Amaro les dijo a los oficiales que el perro lo atacó y que por eso hizo lo que hizo. Sin embargo, ese ataque no se vio en las imágenes de vigilancia obtenidas por las autoridades.

«El perro no mostró ningún signo o forma de comportamiento agresivo hacia [Amaro]», escribieron los oficiales en el informe.

A Amaro se le impuso una fianza de $ 25,000 dólares.