Tres personas fueron arrestadas el pasado jueves en el Walmart del Doral por un altercado que comenzó al agotarse los nuevos PlayStation 5.

Las tensiones fueron altas entre la familia y una oficial de policía afuera del visitado centro comercial. Todo comenzó dentro de la tienda donde Valeria Aguilar y sus familiares dijeron que esperaron en la fila para comprar el Sony Playstation 5 durante más de ocho horas.


«Un tipo de Walmart vino a nosotros y dijo que aparentemente no hay 30 PS5, por lo que la gente comenzó a enojarse», dijo Aguilar a NBC Miami.

De acuerdo al informe de arresto de la oficial Pacheco, el amigo de Aguilar, Juan Ramírez, se molestó con los empleados de la tienda cuando le dijeron que solo quedaban 5 unidades.

Pacheco procedió a escoltar a Ramírez afuera de a tienda a la par que Aguilar la bloqueaba con su cuerpo mientras sostenía a su bebé de 4 meses.

Afuera de la tienda Aguilar golpeó a la oficial con un puño cerrado causando que cayera al suelo, según el informe policial. También el padre de Aguilar agarró a la oficial por el cuello de la camisa.


El video proporcionado por Aguilar muestra parte de la pelea en la cual ella niega haber golpeado a la oficial, pero se puede ver un forcejeo entre ambas. Otro video mas extenso fue compartido en Instagram, donde se ve a la oficial hablando con el grupo dentro de la tienda pidiéndoles salir.

“Perdió el control de su cuerpo y se cayó al suelo”, dijo Aguilar.

Tanto Aguilar como su padre y amigo fueron arrestados. Su padre todavía está en la cárcel por inmigración. Ella dice que su misión ahora es buscar justicia para su papá.

“Mi papá nunca le tocó la cara. ¡Mi papá es inocente! Realmente inocente”, dijo Aguilar.

Aguilar y su padre fueron acusados de agredir a un oficial.

El Departamento de Policía del Doral ha dicho que el incidente está bajo investigación.