Trabajadores por cuenta propia en Cuba, quienes se dedican a arrendar sus viviendas a turistas extranjeros a través de la plataforma Airbnb, culpan a la empresa VaCuba por los retrasos en sus pagos.

La agencia de envío de remesas VaCuba, con sede en Miami, mantiene silencio ante los reclamos de los cubanos. Debido a las restricciones del embargo comercial estadounidense a Cuba, Airbnb depende de VaCuba para hacer la entrega de dinero a sus anfitriones en la isla, y VaCuba a su vez, depende del monopolio estatal Cubapack que controla todas las remesas enviadas desde el exterior.

La caótica situación de los cuentapropistas que rentan sus viviendas en Cuba a través de Airbnb ha encontrado eco en diferentes medios de prensa.

María Rodríguez, vocera de Airbnb dijo al diario el Nuevo Herald que la compañía estaba al tanto de demoras en los pagos y trabajando para encontrar una solución.


(Con información de Martí Noticias)