Foto de Archivo: Huracán Irma

La temporada ciclónica comienza a entrar en su época más activa y las autoridades del condado comienzan a alertar sobre los peligros de inundación y precauciones a tomar.

Según las estimaciones más conservadoras del Departamento de Trabajo el 28 por ciento de los empleados de Miami-Dade verían sus lugares de trabajo inundados si Miami es afectada por un huracán de categoría 4.


Se espera que la temporada de huracanes que comenzó el 1 de junio será activa, aunque un poco menos que el año pasado.