Pablo Lyle durante audiencia el 15 de enero 2020

La jueza encargada del caso de Pablo Lyle, acusado en Miami de homicidio involuntario tras golpear al cubano Juan Ricardo Hernández quien murió después en el hospital decidió aplazar la audiencia nuevamente.

La jueza Marlene Fernandez-Karavetsos fijó para el 22 de julio la próxima audiencia, en la que volverá a preguntar a ambas partes si están listas para el inicio de juicio, que programó tentativamente para el 2 de agosto.


«La defensa no está lista. Hemos terminado con varias declaraciones. Tenemos algunas pendientes», expresó el abogado de Lyle, Alex Sola. «Vamos a pedir una postergación».

Los fiscales dijeron que estaban listos para el continuar con el caso pero la defensa continua dando largas al inicio del juicio.

Esta sería la tercera postergación del juicio después de que los abogados de Lyle solicitaran su aplazamiento en otras dos ocasiones.

La defensa de Lyle busca argumentar defensa propia en el caso pero un juez anterior desestimó esos argumentos.