Debido al inminente paso del huracán Matthew las autoridades anunciaron que desde el jueves a las 10:00 AM el aeropuerto de Fort Lauderdale cerrara sus puertas.

Por otro lado, el Aeropuerto de Miami permanecerá abierto, aunque muchas aerolíneas han cancelado la mayoría de sus vuelos.

«El aeropuerto está siempre abierto, pero cuando los vientos sostenidos alcanzan las 55 millas, la Administración Federal de Aviación y el Departamento de Aviación de Miami Dade cesan todas las operaciones en la torre de mando», dijo Suzy Trutie, portavoz de MIA.

Los viajeros deben llamar o usar la página digital de ambos aeropuertos del sur de la Florida para confirmar si sus vuelos han sido cancelados o mantienen la salida en hora.