Autoridades cubanas han reconocido la crisis de medicamentos que actualmente golpea a la Salud Pública a nivel nacional. Lo cual atribuyen a «dificultades en trámites de importación, fallas en la materia prima y atrasos en la producción» y como solución han apelado al empleo de la ‘medicina tradicional’.


Según recoge el periódico estatal Escambray, «se prevé que la cobertura de estos productos mejore en los próximos meses».

El Kogrip o la Loratadina son solo dos de una lista de más 100 medicamentos que han estado en falta por largo tiempo.

La situación ha obligado a los médicos a cambiar tratamientos y ajustar las dosis, y moviliza a las personas a abarrotar las farmacias el día que las abastecen de medicamentos.

Mildrey Aragón Castro, especialista de Medicina General Integral y jefa del Departamento de Medicamentos y Tecnología Médica de la Dirección Provincial de Salud en Sancti Spíritus, habló de la situación en el territorio, aunque la crisis llega a todo el país.


«Hemos tenido grupos muy afectados. En ocasiones nos han faltado casi todos los medicamentos del grupo antihistamínicos; de los antiinflamatorios-analgésicos a veces faltan más de la mitad y a veces los que hay están en baja cobertura; también sucede con los diuréticos y los hipotensores —de estos últimos hubo un tiempo que existió mucha escasez, pero ya entraron—», dijo la funcionaria.

Pese a las carencias, la directiva insistió en que «se han protegido en todo momento las instituciones sanitarias, con énfasis en aquellos medicamentos vitales para garantizar la vida de los pacientes, como es el caso de las cirugías y los tratamientos de terapia intensiva, entre otros».

Aragón insistió en acudir a los productos de la medicina natural y sugirió a la población ir «al médico que lo atiende, porque en ausencia de un medicamento el facultativo debe buscar otra opción terapéutica, orientar al paciente y ajustarle la dosis».

(Con información de Diario de Cuba)