La Habana, Cuba. Foto: pio3 / Shutterstock.com

Desde el pasado año se vienen denunciando reiteradamente incluso en el horario de la mañana el incremento de robos y asaltos fundamentalmente a choferes de motos eléctricas.


Muchos cubanos se dedican a realizar entregas de comidas a domicilio usando como transporte motos eléctricas, prestando sus servicios a los restaurantes que tienen esa modalidad.

Dada esta situación los restaurantes han decidido modificar el horario de entrega. El restaurante La Rosa Negra, en Nuevo Vedado, en La Habana en redes sociales informó:

 “Por motivos de seguridad hemos decidido reducir el horario en el que estará habilitado nuestro servicio de envíos a domicilio”, agregando que la entrega a domicilio será solo hasta las 6.00 de la tarde, agradeciendo las preocupaciones y sugerencias de los clientes, a través de su cuenta en Facebook.

En respuesta los internautas agradecieron las medidas tomadas, ante la falta de seguridad en las calles en Cuba:

“Ojalá los demás sitios dejaran de pensar tanto en el dinero y más en la seguridad de sus moteros, que garantizan gran parte del funcionamiento del local, al igual que todos los que trabajan”, “Esta es solo una de las muchas medidas que se tendrán que ir tomando en diferentes sectores y por supuesto todo el mundo en la calle por la falta de seguridad. Me da muchísima pena”, comentó otro.


El MININT en Cuba niega en un comunicado después de las múltiples denuncias en redes sociales de motos, celulares y otros artículos que generen ganancias, alegando que son noticias falsas:

Diciendo en su comunicado que son: “Sucesos ocurridos en años anteriores o noticias falsas, con la pretensión de generar un clima de impunidad e inseguridad ciudadana en medio de las festividades de fin de año”.

Alega el Ministerio del Interior (MININT) en la Isla que las denuncias en redes sociales forma parte de la estrategia para desacreditar la imagen de la “Revolución”, haciendo ver que esos hechos son debido a la falta de protección de los bienes por parte de las víctimas en las vías públicas, dando pie a que ocurran hechos de esa índole.