Foto de Facebook @ Martin County Sheriff’ Office

Cuando una anciana de Stuart, Florida, necesitaba ayuda con su refrigerador roto, llamó a las únicas personas en las que podía pensar.


Cheryl Nanartonis marcó el 911 cuando su refrigerador se descompuso. Los oficiales dijeron que sus recursos eran limitados y que no tenía el dinero para reemplazarlo.

Cuando los agentes respondieron a su casa, dijeron que le explicaron que el 911 era solo para emergencias, pero después de ver lo angustiada que estaba, todavía querían ayudar.

Luego, los oficiales hicieron arreglos con Goodwill para donar un refrigerador «usado pero en buen estado» a Cheryl e incluso se lo llevaron a su casa.

La policía subió a su cuenta de Facebook imágenes del emocionante momento.