Víctor Berrios, directivo de la Pastoral Social CARITAS Panamá, se reunió con el viceministro de Seguridad Jonathan del Rosario y otros funcionarios del gobierno para analizar la situación por la que atraviesan unos 500 cubanos que se encuentran varado en ese país, tras la eliminación de los «pies secos, pies mojados», informa Martí Noticias.


“Fueron receptivos a nuestras propuestas, aunque no llegamos a acuerdos concretos”, dijo a Martí Noticias el secretario ejecutivo del Consejo de Pastoral Social, CARITAS.

Según Berrios, la otra parte semostró interesada por sus planteamientos, enviados con anterioridad al gobierno panameño.

“Primero, que se detengan las deportaciones mientras transcurren las negociaciones, que se ayude a los que deseen viajar a un tercer país y que se regule migratoriamente a los que manifiestan interés de afincar residencia en Panamá”, informó el religioso.

El encuentro fue calificado como fructífero. “Se llevaron la propuesta para presentarla al gobierno, ellos no pueden tomar una decisión sin previa consulta y , dijo.


Por su parte, un comunicado publicado en la página web de la televisora panameña TVN, con palabras del presidente de Panamá Juan Carlos Varela, asegura:

“Panamá da trato digno y humanitario a los migrantes. Les permite seguir su camino a su destino final. El drama que sufren los grupos humanos que atraviesan nuestras fronteras debe hacernos solidarios con los migrantes”, insistió el mandatario, ante la XVI Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación Tuxtla que se celebra en el país tico.