Mientras que Delta Air Lines pretende reducir hasta seis vuelos semanales y recorta su servicio desde nueva York hasta La Habana, aerolíneas como American y JetBlue quieren aumentar sus viajes y ya han enviado sus aplicaciones, según reporta Cibercuba.

JetBlue, por su parte, busca sumar siete vuelos para arrancar con la ruta Tampa-Habana, que hasta el momento solo ha sido cubierta por Southwest.

Delta, por el contrario, señaló que «el tráfico en el servicio de Delta a La Habana desde JFK ha disminuido sustancialmente» tras las regulaciones impuestas por Donald Trump, pero que no se opondrá si se le asignan seis frecuencias de vuelos semanales.