El centro comercial Galleria en Fort Lauderdale permanece cerrado luego de recibir una amenaza de bomba el jueves por la mañana.

La policía está actualmente en la escena y después de comprobar que fue una falsa alarma permitió que clientes y trabajadores regresaran al lugar.