La compañía Amazon intentar llegar a un acuerdo con Simon Property Group para ubicar centros de distribución en lo que fueran tiendas de JCPenney y Sears.


Los centros de distribución permitirían a la compañía hacer entregas más rápidas en el mismo día al estar ubicados dentro de las ciudades y no en las afueras.

Simon Property Group, el mayor propietario de centros comerciales de Estados Unidos, tiene en sus centros 63 tiendas JCPenney y 11 tiendas Sears, compartió CNN Business de acuerdo al más reciente conteo.

La oportunidad se le presenta a Amazon luego que JCPenney se declarara en quiebra y pidiera protección bajo la ley de bancarrota, proceso por el cual ya pasó Sears.

Amazon quiere más espacio más cerca de donde viven los clientes mientras desarrolla su estrategia de entrega en un día. Los centros comerciales suelen estar ubicados más cerca de las carreteras y áreas residenciales que los gigantescos almacenes, lo que permitiría a Amazon acelerar los tiempos de envío a los clientes.

Los propietarios de centros comerciales necesitan inquilinos ricos en efectivo para reemplazar sus tiendas principales cuando se declaran en quiebra. Aunque los almacenes de Amazon no atraerán mucho tráfico peatonal, ayudarán a pagar las facturas.


No está claro cuántas tiendas están bajo consideración para Amazon, y también existe la posibilidad que no lleguen a un acuerdo. Amazon se negó a comentar con CNN Business. Simon no respondió a una solicitud de comentarios del citado medio.