Desde el primero de diciembre de 2016 al menos 669 cubanos intentaron llegar a Estados Unidos por la vía marítima, según asegura un reporte del distrito siete de la Guardia Costera de EE.UU.

Se trata de una cifra superior a la del año 2015 cuando lo intentaron 619 cubanos.

El comunicado explica que en la última semana del año la Guardia Costera repatrió a 29 inmigrantes cubanos que fueron interceptados en tres diferentes operaciones en el Estrecho de la Florida cuando intentaban llegar ilegalmente al país.

La nota asegura que fueron repatriados a Bahía de Cabañas, en el norte de Cuba: 24 fueron devueltos a las autoridades cubanas el viernes y 5 el lunes de esta semana.

«No es raro ver un aumento en el flujo migratorio cubano durante los meses de invierno cuando no hay grandes tormentas», señaló el comandante Willie Carmichael, jefe adjunto del distrito séptimo de la Guardia Costera.


Carmichael alertó de lo «extremadamente peligroso que son estos viajes ilegales» por mar y advirtió de que los guardacostas «permanecen listos para detener a aquellos que emprendan el viaje ilegal e inseguro por aguas del Estrecho de Florida».