Al menos 50 Damas de Blanco fueron detenidas este domingo en las provincias de La Habana, Matanzas, Villa Clara, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo para impedirles asistir a misa y participar en la campaña #TodosMarchamos por la libertad de los presos políticos.


Daysi Artiles informó a Diario de Cuba que por el momento se habían reportado «alrededor de 17 mujeres detenidas, cifra que podía seguir aumentando porque las dejan en los calabozos hasta tarde o las sueltan al día siguiente».

Según la Dama de Blanco, «de la sede nacional en Lawton salieron María Cristina Labrada Varona y Berta Soler, la líder del movimiento femenino».

«A Berta la arrastraron entre cuatro o cinco policías, y a María Cristina también se la llevaron otros cinco oficiales, bajo la supervisión de la Seguridad del Estado. En la vivienda nos quedamos el ex prisionero político Ángel Moya, el esposo de Berta, y yo», precisó Artiles.

«Han soltado a tres de las activistas aquí en La Habana. En Bayamo participaron cuatro mujeres en misa y otras cinco fueron detenidas. En Palma Soriano, Santiago de Cuba, fueron arrestadas nueve Damas. En Guantánamo, una, y en Santa Clara, otra».


«De las 17 arrestadas en La Habana, dos lograron llegar a misa, no a la Iglesia de Santa Rita adonde no podemos llegar, porque está sitiada igual que lo está la sede. Una de ellas, Zenaida Hidalgo, asistió a la Iglesia de las Mercedes en La Habana Vieja», declaró Artiles.

Desde Matanzas, el sindicalista independiente y exprisionero político Iván Hernández Carrillo informó que en la provincia fue detenida al menos una decena de mujeres.

Solo en Colón fueron arrestadas Asunción Carrillo, Maritza Acosta, Maira García y María T. Castellano en el camino a la Iglesia. Escribió en su cuenta de Twitter que pudieron burlar el cerco policial y llegar a misa las Damas de Blanco Caridad Burunate, Yudayxis Pérez y Lázara Rodríguez.

(Con información de Diario de Cuba)