Cada año llegan a Miami decenas de miles de cubanos a Miami, las estadísticas dicen que en la ciudad del sol viven más 1.2 millones de nacionales de Cuba lo que la convierte en casi la segunda capital de la isla.

Los cubanos a veces cuando llegan a Miami ya sea por mar, tierra o aire cometen algunos errores (algunos normales) producto de la desinformación y el estilo de vida diferente que se vive en Estados Unidos.

Algunos de los errores más comunes son:

1. Pensar que no necesita hablar inglés: Miami es una ciudad donde la gran mayoría de sus residentes habla español o el español es su primera lengua, pero para poder sacar el máximo de la gran oportunidad que representa vivir en Estados Unidos es necesario hablar inglés. Hablar inglés te abrirá muchas puertas en la vida profesional.

2. La forma de compartir con familiares y amigos: Esto tal vez es lo que más choca a los recién llegados. Aquellos familiares y amigos con los que pasabas horas en Cuba, aquí nunca será lo mismo. El estilo de vida que se lleva, el trabajo y la familia dejan poco tiempo y por eso nada será igual que en la isla donde el tiempo sobra.


3. El trabajo: Muchos de los cubanos que llegan tienen una excelente preparación profesional y experiencia, pero al llegar nada de eso cuenta. Muchos esperan el trabajo de sus sueños nada más llegar y eso salvo excepciones no es posible. Debes llegar preparado para hacer cualquier cosa hasta que las aguas tomen su nivel.

4. Las ilegalidades se pagan caras: Es un hecho que en Cuba producto de la crisis y la necesidad de subsistir la línea entre lo bien hecho y mal hecho quedo muy borrosa, robar al gobierno en Cuba es casi algo de justicia por todo lo que nos ha quitado pero una vez en Estados Unidos todo cambia. Entender rápidamente que las reglas han cambiado podría ser la diferencia entre una vida prospera o una vida incluso peor a la que se lleva en la isla.

Ser arrestado en Estados Unidos podría significar no poder conseguir más nunca un trabajo decente o no ser aceptado para rentar un apartamento.

5. Tarjetas de Crédito: Obtener crédito en Estados Unidos es realmente fácil, los bancos extienden líneas de credito con mucha facilidad y con bastante pocos controles. Un cubano recién llegado necesita de todo, pero debe ser paciente. Caer en la tentación de mal utilizar el crédito podría condenarte con deudas difíciles de pagar en el futuro.

6. Estudiar: Superarse es realmente importante, si bien es cierto que al principio tendrás que hacer cualquier trabajo, estudiar es lo único que te podrá sacar de ello. No importa la preparación con que vengas de Cuba, todo lo que puedas sumar a tus habilidades te serán útiles en algún momento.




7. Los piropos: No importa el sexo desde donde venga (Aunque cuando si es de hombre a mujer hay que tener más cuidado) los cubanos tenemos que controlar un poco nuestra calentura caribeña. En Miami no solo vivimos cubanos, hay personas de todos lados y muchos no entienden nuestra forma de piropear, en muchos casos lo toman como acoso y no sería la primera vez que alguien se mete en problemas por ello.

Sobre todo, en los centros de trabajo debes intentar controlar los impulsos caribeños.

8. La libertad: Estados Unidos es un país libre que promueve las libertades individuales, en teoría podrás decir y hacer casi todo, pero cuidado, como toda regla hay límites. La ley de Estados Unidos aclara que cualquier cosa que incite a la violencia y que distribuya material obsceno no son considerados bajo la libertad de expresión.

9. Caer en la tentación del dinero fácil: En Estados Unidos hay de todo y a veces no hay el dinero suficiente para disfrutar todo lo que quisieras. Existen personas inescrupulosas, lamentablemente a veces también cubanos que explotan la necesidad de los recién llegados prometiéndoles grandes sumas de dinero por actividades que no son legales. Algunos ejemplos son: Administrar casas de marihuana, fraude en accidentes de tránsito, fraude al sistema medicare y medicaid, fraude bancario, fraude postal entre otros.
Se fuerte y no te metas en nada que te pueda traer problemas.