Desempleo en Miami- Foto de archivo

Algunos propietarios de pequeñas empresas dicen que las personas están rechazando las oportunidades de trabajo para poder continuar recibiendo el dinero del desempleo. Mientras muchos negocios reabren, algunos trabajadores están optando por quedarse en casa.


Asi le sucedió a May Shigetomi, dueña del restaurante de sushi Yakko-San en North Miami Beach, quien dijo a Local 10 News que su chef principal se negó a regresar al trabajo porque ganaría lo mismo que si se quedaba en casa recibiendo la ayuda del desempleo.

Shigetomi asegura que tiene trabajo disponible y dinero para pagarle pero que ha tenido que asumir las funciones del chef, entre otras, porque él se niega a regresar a trabajar a menos que reciba el dinero en efectivo para de esta forma poder seguir cobrando el desempleo.

“Obtuvo $ 850 y puede quedarse en casa. Y pagamos $ 850 y él tiene que trabajar «, dijo Shigetomi.» Entonces elige quedarse en casa «.


Shigetomi dijo que conoce una lista de ex trabajadores que reciben cheques de desempleo estatales y federales y se han negado a regresar a trabajar.

Ella no es la única. En el área central de Florida otros propietarios también se han quejado de esta situación.

El dueño de Wop’s Hops Brewing en Sanford dijo a Fox News que muchos de sus empleados regresaron a trabajar pero que tenía un par de vacantes en la cocina.

«Cuando hice la solicitud para que la gente regresara, recibí algunas respuestas», dijo Greg Piecora. «Sin embargo, las respuestas que recibí fueron que no querían trabajar porque estaban recibiendo una compensación por desempleo».

En el café de Appleton en Lake Mary, Tricia Rodríguez dice que el 70 por ciento de sus empleados no regresaría.

«Mi problema era que los empleados estaban ganando demasiado dinero con el desempleo y no querían volver a trabajar», dijo Rodríguez a FOX 35 News.

Ella cerró el restaurante permanentemente.

Piecora por su parte logró contratar a alguien para una de las posiciones disponibles pero aún busca a otra persona para la segunda.

Muchos floridanos han luchado por conseguir un desempleo debido al sitio web repleto de fallas del estado. Si el reclamo se aprueba, las personas son elegibles para recibir hasta $ 275 en beneficios estatales y $ 600 en beneficios federales cada semana.

El senador Rick Scott, republicano de Florida, ha criticado esa cantidad, argumentando que los pagos deberían haber sido limitados por el salario anterior.

Por su parte el Departamento de Oportunidades Económicas del estado dice en su sitio web que los beneficios por desempleo no estarán disponibles para las personas que se niegan a regresar al trabajo, pero no queda claro como se llevaría a cabo este proceso.