Presentador cubano Alexander Otaola. Foto: Redes sociales

El presentador cubano Alexander Otaola rechazó su candidatura para la presidencia del Partido del Pueblo (PDP) de cara a las elecciones que se celebrarán el próximo 5 de diciembre.

«He decidido No Aceptar, mi candidatura a la presidencia del PDP. Agradezco a todos los que me postularon x la confianza y el cariño. Seguiré apoyando y dando voz al partido a sus valores y decisiones. Pero desde la base. Acá está mi respuesta a la candidatura oficial.» dijo Otaola en una publicación en Facebook.

El comunicado oficial dice lo siguiente:

Para mi es un gusto poder colaborar y ser considerado en esta primeras elecciones. Las elecciones fundadoras de lo que as ya , sin dudas una alternativa ante el PCC.

Sin embargo, considero que el haber lanzado el partido como imagen, me da ventaja sobre el resto de los candidatos. Como miembro aspiro a que este partido sea justo, firme y trasparente y para eso debo actuar como tal.

Por tanto rechazo mi candidatura para estas elecciones. No sin antes agradecer el honor de haber sido propuesto. Habrá próximas y tenemos Mucho por hacer.

Alex OtaOla #hayquejoderse

Según su página web del PDP los fines del partido son los siguientes:

1.- Ser una fuerza política que escuche y obedezca los mandatos del pueblo cubano. 

2. Defender la libertad, los derechos y la responsabilidad individual de los cubanos como bases de la sociedad.

3. Defender la soberanía nacional y la voluntad soberana de los ciudadanos cubanos.

4. Defender la nación cubana y recuperar los símbolos patrios (escudo, himno, bandera, etc)

5. Reconocer que el Estado es sólo un instrumento al servicio de los ciudadanos.

6.-La defensa plena de la libertad individual, el Estado de Derecho, el imperio de la Ley, la independencia de la Justicia y el sistema democrático.

7.-La defensa de la igualdad de todos los ciudadanos cubanos ante la Ley, con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del lugar de origen o residencia.

8.-La defensa y promoción de la presencia activa de la sociedad civil en la vida democrática.

9.-La defensa de la propiedad privada y de la economía de libre mercado.

10.-Fortalecer la posición internacional de Cuba, especialmente en América Latina y Europa así como también en el resto del mundo.