El presentador cubano Alexander Otaola ya se encuentra en libertad luego de haber sido detenido esta tarde en la Calle Ocho donde lideraba una manifestación en apoyo al Movimiento San Isidro.

Tras su liberación Otaola regreso al restaurante Versailles donde lo esperaban decenas de cubanos que durante su ausencia continuaron pidiendo justicia para los huelguista cubanos y libertad para Cuba.

Al llegar a la Calle Ocho el presentador cubano dijo que todo había sido un mal entendido y pidió un «Viva» para la policía.

Otaola fue detenido después de que Edmundo García se presentase en el lugar para provocar a los manifestantes.