La alcaldesa de Miami-Dade Daniella Levine Cava  ordenó el fin de la orden que obligaba a usar máscaras en los edificios públicos del condado.


En un tweet sobre el fin de la orden, Cava dijo que se debe al «enorme progreso que hemos logrado contra la variante Delta, y en consulta con nuestro Director Médico».

Según la alcaldesa la positividad de COVID de 7 días de Miami-Dade se ha mantenido en o cerca del 2%. También dijo que las hospitalizaciones han «disminuido drásticamente».

Las máscaras seguirán siendo un mandato federal en todo el transporte público, en el Aeropuerto Internacional de Miami y en el Puerto de Miami.