La alcaldesa de Miami-Dade Daniella Levine pidió al alcalde de Miami Francis Suárez hacer cumplir el toque de queda como medida contra el COVID-19.

Francis Suárez sin embargo considera que no hay relación entre el toque de queda y el incremento de contagios de coronavirus y por eso ha decidido no hacer cumplir la orden.

La alcaldesa dijo además que el condado va a continuar ordenando el uso de máscaras faciales y emitirá citaciones civiles a quienes no cumplan a pesar que por ahora no hay que pagarlas.

Francis Suárez ha dicho que considera que el toque de queda perjudica más a los pequeños negocios de la ciudad que lo que protege contra el COVID-19.