El alcalde de la ciudad de Miami, Tomas Regalado, aseguro que continuara protegiendo y brindando asistencia a los inmigrantes y se mostró en desacuerdo con la decisión del alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, de cumplir con la orden de Trump.

Regalado también indico que los policías de la ciudad no tienen interés en actuar como diputados de inmigración.

«El trabajo de @MiamiPD es proteger y servir a los residentes de @CityofMiami», escribió Regalado. «Estoy decepcionado con la decisión del Condado».