Francis Suárez y la ciudad de Miami

El alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez dijo estar preocupado por el aumento de casos de COVID-19.


Suárez aseguró que está haciendo todo lo posible para no volver a una orden de quedarse en casa y mantener los negocios abiertos ante el creciente desempleo exisitente.

«El desempleo está a niveles históricos y los que están trabajando están ganando una fracción del dinero que estaban ganando» dijo el alcalde.

«Estamos sonando las campanas de alerta porque están aumentando los casos nuevos y porcentaje de personas que da positivo» dijo Suárez a Univisión.

La preocupación mayor de las autoridades es que ese número creciente de nuevos casos comprometa la capacidad de los hospitales en la ciudad.


Para el alcalde hay varios factores que están influyendo en el aumento de los casos, un mayor número de pruebas, el fin de semana largo después de la reapertura de los restaurantes y las protestas.