El alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez perdonó a dos cerdos imitando el el perdón del pavo del presidente de Estados Unidos tratando de iniciar una especie de nueva tradición en Miami.

El evento se realizó en el recién inaugurado Latin Cafe 2000 en Brickell.


«Me alegra que Luna y Layla puedan vivir felices para siempre. No terminarán en ningún menú, siempre que se queden en Miami-Dade, esa es mi única jurisdicción «, dijo Giménez. «Necesitan un collar oficial en caso de que vayan a Broward: perdonado por el alcalde de Miami-Dade».

Mientras que el resto de Miami recogerá a sus cerdos en los próximos días, Layla y Luna pasarán los días en un rescate de animales en Redland.

“Esperamos que esta sea una nueva tradición. Siendo que tenemos una comunidad latina tan grande, esto es perfecto para Miami » dijo uno de los propietarios del restaurante.

En honor al perdón de la alcaldía, el restaurante solo servía croquetas de espinaca y pollo.