Carlos Giménez y las playas de Miami

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, aseguró que el condado necesita volver a la nueva normalidad pronto.


El gobernador Ron DeSantis y el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, dejaron en claro el miércoles que, aunque originalmente estaban excluidos de la primera orden de reapertura del estado, los restaurantes y minoristas del sur de la Florida comenzarán a reabrir pronto.

«Para que nuestro estado tenga éxito, necesitamos que nuestras comunidades del sur de la Florida tengan éxito», dijo DeSantis en una conferencia de prensa en el sitio de pruebas en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens. «Miami es un motor increíble para el estado de Florida. Lo mismo con Broward y Palm Beach.

El lunes, el resto del estado avanzó con lo que DeSantis llama planes de reapertura de «fase uno», lo que significa que los restaurantes y otros negocios no esenciales podrían reabrir sus puertas con nuevas reglas de distanciamiento social vigentes. Los condados de Palm Beach, Broward y Miami-Dade, donde la pandemia de COVID-19 fue la más dura, fueron excluidos del plan.

DeSantis dijo que los municipios como Miami «no deberían ser retenidos» si los casos disminuyen más que en otros lugares. DeSantis señaló la disminución en el número de hospitalizaciones por enfermedades similares a la influenza, un indicador clave de los casos de COVID-19, muertes y otras métricas que mostraron que otras partes del estado estaban listas para levantar la orden de quedarse en casa, que se emitió el 1 de abril .


Giménez dijo que los comités que reunió para redactar las reglas de reapertura todavía están trabajando en una estrategia, y que esperará la «bendición» de DeSantis antes de anunciar un plan.

Giménez no ha publicado información de las reuniones a puertas cerradas de los comités, cuyas reglas finalmente regirán las empresas una vez que se levanten sus órdenes de cierre de emergencia.

Dijo que esta semana espera que las reglas se terminen pronto, pero no ha dicho cuándo se harán públicas. Su administración contrató a la firma de consultoría McKinsey para ayudar a escribir las reglas, dijo.

Miami y Hialeah, las ciudades más grandes de Miami-Dade, no firmaron con el calendario de Giménez para abrir parques la semana pasada.

El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, dijo que no creía que tuviera sentido permitir que los residentes de la segunda ciudad más grande del condado regresen a los espacios recreativos.