El alcalde de la ciudad de Hialeah, Carlos Hernández, se quejó luego que el gobernador del estado Ron DeSantis lo dejará afuera de una importante reunión a la cual asistieron varios alcaldes locales en Miami Dade.


DeSantis visitó Miami esta tarde para reunirse con líderes locales y debatir la situación actual de la pandemia de Covid-19. Alcaldes de ciudades como Miami, Miami Beach, Miami Gardens, Pinecrest y el Doral estuvieron presentes. El alcalde de Miami Dade, Carlos Giménez, también estuvo presente.

Hernández dijo al Miami Herald que el alcalde de Miami, Francis Suárez, le comentó de la reunión, pero que nadie de la administración de DeSantis lo contactó previo al inicio de la misma que tuvo lugar en el Centro de Gobierno Stephen P. Clark.

Al llegar al centro, Hernández intentó entrar. Le dijo entonces al Herald que un miembro del personal del gobernador le dijo que no estaba invitado y que no podía ingresar.

«Creo que es infantil en nombre del gobernador no invitar al alcalde de la sexta ciudad más grande del estado y la segunda ciudad más grande del condado», dijo Hernández. «Es una falta de respeto a los ciudadanos de Hialeah».


Hernández ha criticado la respuesta de DeSantis a la pandemia. El mes pasado, después de que el gobernador mencionó a Hialeah como una ciudad con una alta tasa de pruebas positivas de coronavirus, Hernández respondió que su ciudad no ha recibido «ayuda» del gobernador.

«Si tiene un problema personal conmigo, no lo sé», dijo Hernández el martes. «Muestra que es un niño malcriado».

La comunidad de Hialeah es una de las más afectadas en el condado.