Un grupo de balseros cubanos tocó tierra en Cayo Hueso el lunes por la mañana, incluidos siete niños.

Según el agente jefe de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., Walter N. Slosar, un total de 25 migrantes fueron detenidos en la misma operación.


Los cubanos llegaron en un barco de madera.

Los niños en el bote estaban acompañados por miembros de la familia, dijo Slosar.

Se espera que el grupo sea repatriado a Cuba.

En lo que va del año fiscal el número de cubanos interceptados tratando de llegar a Estados Unidos ha aumentado considerablemente.