La doctora Yahumara Castro Gutiérrez, jefa de la Brigada Nacional Antidoping, afirmó, que los deportistas dopados habían sido sancionados y que sus especialidades eran balonmano, levantamiento de pesas y ciclismo. No obstante, no dio a conocer sus nombres.

«En Cuba los casos positivos estadísticamente se encuentran entre tres o cuatro anualmente, por lo general han sido frecuente la aparición de diuréticos, utilizados en el deporte para enmascarar otras sustancias o para disminuir el peso corporal», explicó Castro Gutiérrez.

«El Panel Disciplinario del Órgano Nacional Antidopaje de Cuba (ONAC) es el encargado de analizar, evaluar y proceder a la sanción aplicable dependiendo del grado de culpabilidad», indicó Castro.

Rodny Montes de Oca, director del Laboratorio Antidoping de La Habana, asegura que, «Estos records los lleva el ONAC, que sí conoce el nombre de los atletas que está chequeando. El laboratorio recibe las muestras de orina y sangre con un código numérico y luego se recodifican en el laboratorio con otro código con el cual trabajan los especialistas. Solo conocemos el país, el sexo, deporte y nada más».


«Todos los atletas de selección nacional o perspectivas inmediatas o atletas de las EIDE pueden ser seleccionados para un control. Cuando un atleta muestra un resultado analítico adverso en un control este se suspende de forma provisional y comienza un proceso disciplinario, se procede a revisar si el atleta tiene un AUT para esa sustancia y se realiza la audiencia disciplinaria. Un atleta puede ser exonerado cuando demuestre que la sustancia que está en su muestra fue utilizada de forma no intencional o por contaminación de un alimento o un suplemento nutricional, todo depende del grado de culpabilidad encontrado», detalló Castro.