miami-beach-inundaciones

La semana comenzó para los habitantes de Miami Beach con una fuerte inundación provocada por la marea alta asociada a la superluna que se vio el pasado lunes.


Varios ambientalistas se han quejado de que las aguas provenientes de esas inundaciones están llenas de residuos humanos al pasar por el alcantarillado, aunque los oficiales de la ciudad ponen en duda esas afirmaciones.

«Hagas lo que hagas, no entre en contacto con las aguas de las inundaciones», dice el hidrólogo de la FIU Henry Briceño, quien participó en un estudio de la NOAA sobre el agua bombeada en las calles de la ciudad y de vuelta a Biscayne Bay.

El estudio de Briceño, publicado en febrero, encontró niveles inaceptablemente altos de desechos humanos en las aguas de las inundaciones que se bombean de nuevo a la bahía por un nuevo sistema de anti-inundación de $ 400 millones que todavía se está instalando alrededor de Miami Beach.

«Lo que sucede es que el suelo bajo de Miami es muy poroso, y el sistema de alcantarillado no es muy bueno, así que cualquier tipo de contaminante entra en el agua dulce que flota sobre el agua salada. Cuando suben las mareas, esa agua dulce sale y llena las calles «, dijo.