Agentes federales arrestaron en los Cayos de la Florida a tres hombres involucrados en tráfico humano desde Cuba.

Agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional de EE. UU. dijeron que los hombres llevaron a cabo la operación desde una casa en Key Largo.


Poco después del arresto en el puerto deportivo de Harry Harris Park en el área de Upper Keys de Tavernier, los agentes ejecutaron una orden de registro en una casa de Homestead donde otro miembro de la supuesta red de contrabando, Yosniel Fuentes, fue arrestado, según una denuncia presentada en un tribunal federal ayer lunes reportó el Miami Herald.

En la casa de Homestead, ubicada en Southwest 263rd Terrace, los agentes encontraron un libro mayor que contenía una lista de nombres y números de teléfono de personas en Cuba. El residente de la casa, Alberto García, dijo a los agentes que planeaba contactar a las personas de la lista “para ver si estaban interesadas en venir a Estados Unidos”, dice la denuncia.

Según la denuncia, la operación policial comenzó el 12 de marzo después de que un agente encubierto se reuniera con García y Fonseca en su casa en Homestead. Los hombres le preguntaron al agente si podían pedirle prestado un bote para contrabandear personas de Cuba a Estados Unidos.

García, Fonseca, Panaque y Fuentes enfrentan cada uno el cargo de conspirar a sabiendas y deliberadamente para alentar e inducir a extranjeros a ingresar a los Estados Unidos.