El gobierno de Estados Unidos anunció que desde el miércoles 18 de octubre la recolección de datos de extranjeros que ingresan al país aumentó, según informa Univisión.


Según varias fuentes, los datos que se recolecten se obtendrán a través de los perfiles de redes sociales y resultados de búsquedas en internet.

Sobre la medida, que le permitirá a los agente de inmigración tener más datos, el Departamento de Seguridad dijo que solo era una «modernización» de un reglamento con vigencia desde 1974.

La medida «también impactará a quienes entran a Estados Unidos por cualquier puerto de entrada. “Por ejemplo, una persona entra bajo el programa Waiver, sin visa, y el agente le pregunta a qué viene. Y si luego revisa su red social y usted publicó que se viene a vivir para siempre a California, le van a negar la entrada porque el Waiver solo permite estadías hasta por un máximo de 90 días», dijo José Guerrero, un abogado de migración que ejerce en Miami.