Los agentes de inmigración realizaron una redada en cinco tiendas 7-Eleven del sur de la Florida el miércoles temprano, dijo un portavoz de la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos a Local 10 News.

Los agentes eligieron dos tiendas en el condado de Miami-Dade, dos en el condado de Broward y una en el condado de Palm Beach, dijo el portavoz de ICE, Nestor Iglesias.


Las tiendas 7-Eleven elegidas fueron Miami Beach, Homestead, Davie, Fort Lauderdale y Haverhill.

Los agentes de ICE enviaron avisos de inspección a 98 tiendas 7-Eleven en todo el país y realizaron entrevistas con los empleados y gerentes de las tiendas.

«Las acciones de hoy envían un fuerte mensaje a las empresas estadounidenses que contratan y emplean una fuerza laboral ilegal: ICE hará cumplir la ley, y si se descubre que infringe la ley, se le hará responsable», dijo el subdirector del ICE, Thomas D. Homan.