Un agente de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos evitó la muerte a manos de un inmigrante indocumentado, luego que este le apuñalara.

La radio que portaba salvó su vida ya que la punta del cuchillo utilizado no se encajó no en el cuerpo del agente, si no en el artefacto.

El inmigrante formaba parte de un grupo de 10 personas que caminaban por el desierto al suroeste de Tucson, cuando los agentes de la Patrulla Fronteriza y Operaciones Aéreas y Marinas fueron alertados de la presencia de los mismos.

El agente que los interceptó de primero, dijo que los migrantes comenzaron a huir, y mientras él perseguía a uno, este se viró y le lanzó las puñaladas.


El atacante fue detenido posteriormente y enfrenta cargos de asalto a un agente federal.