Thomas Cook

Una de las agencias de viajes más antiguas y más usadas del mundo, Thomas Cook, se ha declarado en bancarrota y ha cancelado todos sus vuelos.


La Autoridad de Aviación Civil Británica (CAA) anunció el colapso de la empresa la madrugada del lunes. Más de 600,000 vacacionistas habían reservado a través de la compañía.

La CAA dijo que las cancelaciones dejaron a unos 150,000 clientes británicos en el extranjero y que necesitaban repatriación. Serán llevados a casa «lo más cerca posible» de su fecha de regreso reservada, según un comunicado.

Thomas Cook vuela desde Europa y el Reino Unido a destinos turísticos de todo el mundo, incluidos Cuba.

La mayoría de los clientes británicos de Thomas Cook están protegidos por el programa de seguro de viaje administrado por el gobierno, que pone a la CAA a cargo de llevar a los vacacionistas a casa si un operador turístico con sede en Gran Bretaña deja de funcionar mientras están en el extranjero.


El colapso de Thomas Cook podría afectar el flujo de turistas desde Inglaterra y Europa hacia Cuba. Miles de personas reservaron sus vacaciones a la isla usando Thomas Cook.