La prisa por dejar el sur de la Florida ha obstruido las principales carreteras y causado una agitada escena en los aeropuertos de Miami y Ft. Lauderdale.

En el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), miles de viajeros se presentaron temprano en la mañana de este viernes sin saber si su vuelo incluso se iba.

Las aerolíneas ya han cancelado decenas de vuelos y hay una escalada loca dentro de la terminal para reservar un billete hacia cualquier lugar fuera de la Florida.

Funcionarios del aeropuerto ha informado que no son un refugio y sus garajes de estacionamiento, que están en capacidad, son para pasajeros con boletos solamente. Todos los demás serán rechazados.


A aquellos con boletos se les insta a ver en línea para asegurarse de que su vuelo todavía está programado para salir.

American Airlines, que tiene un gran centro en MIA, detendrá todos los vuelos dentro y fuera del aeropuerto a la 1 p.m.

El aeropuerto se cerrará cuando los vientos lleguen a 35 mph.

El aeropuerto de Ft. Lauderdale-Hollywood también presenta una caótica escena.

Los viajeros con vuelos cancelados están tratando de reservar lo que puedan antes de que el aeropuerto cierre.

El último vuelo saldrá a las 7:45 p.m. y luego el aeropuerto estará cerrado durante al menos los próximos dos días.

(Con información de CBS4)