Rendering del proyecto de Zyscovich Architects

El Aeropuerto Internacional de Miami se prepara para una masiva y costosa renovación que según funcionarios sentará las bases para una era de crecimiento.


El proyecto que consumirá de entre $ 4 y $ 5 mil millones de dólares tomará entre 5 y 15 años en completarse, compartió The Next Miami.

En la Terminal Central se renovará la sala de Check-Ins con altos techos para una mejor iluminación. También las áreas de facturación se ampliarán para permitir más espacio.

Un punto de control de seguridad más grande y centralizado servirá tanto en las Salas E como en la F. Se construirán nuevas áreas de concesión más allá del punto de control, junto con salas de espera más grandes y un nuevo espacio de concesión en la Sala F.

Los pasajeros tendrán acceso a todas las puertas una vez que pasen el punto de seguridad.


La Sala G dejará de existir.

Por su parte la Terminal Norte acomodará más aviones.

Mientras que American Airlines retirará los Boeing 767; el plan de estacionamiento de aeronaves entre las puertas D14 y D37 se actualizará para acomodar a aviones más anchos como el 777-300.

La puerta D60 de esta misma terminal actualmente operada por American Eagle, se renovará para dar cabida a los jets regionales más grandes, así como a los aviones de fuselaje estrecho, y también proporcionará amplios salones con nuevas ofertas de concesión.

Mientras tanto en la Terminal Sur se buscará más espacio para añadir tres puertas de aviones grandes.

La extensa renovación plantea la construcción de dos nuevos hoteles. Ambos se conectarán al sistema de trenes MIA Mover, así como a las terminales de vuelo.