La aerolínea francesa Corsair inauguró el jueves sus viajes a Cuba con el vuelo de un Boeing 747 con capacidad para 533 pasajeros, un nuevo trayecto entre París y La Habana que tendrá en principio dos frecuencias semanales.


En este primer vuelo de la nueva ruta viajó el presidente y director general de la compañía aérea francesa, Pascal de Izaguirre, quien avanzó que “Corsair” planea una tercera frecuencia a Cuba para el próximo invierno que hará el trayecto entre París y el balneario turístico de Varadero, en el centro de la isla.

El directivo, también presidente del grupo turoperador TUI Francia, uno de los más importantes de Europa y el primero del país europeo en Cuba, señaló que buscan permitir a sus clientes la posibilidad de descubrir este destino que calificó de “extraordinario”.

Corsair International es una compañía aérea francesa regular, especializada en vuelos de larga distancia, a su vez filial del grupo TUI en Francia, que emplea a 1.150 colaboradores y transporta un 1,2 millones de pasajeros al año con destino al Caribe, el océano Índico, Canadá y África Occidental.

Sus vuelos a la isla se suman a los que operan las aerolíneas francesas Air France, con nueve frecuencias, y Air Caraibes, que desde diciembre de 2016 viaja desde París a La Habana los viernes y también a Santiago de Cuba.


El turismo francés hacia la Isla se ha incrementado enormemente y en 2016 rompió récord con un flujo total de 180,000 visitantes y un aumento del 32 por ciento con respecto al 2015, según datos del Ministerio del Turismo cubano.

(Con información de el Nuevo Herald)