La cubana Tatiana García León, residente en el municipio capitalino de Centro Habana, compartió en su cuenta de Facebook la preocupación que siente ante el peligro del inminente desplome de un edificio deshabitado y que no se hayan tomado medidas al respecto, por el daño que puede representar para los residentes y transeúntes de tan concurrida zona.


El antiguo edificio se encuentra ubicado en la calle San Nicolás, entre San Rafael y San José, perteneciente al Consejo Popular Dragones en el municipio capitalino Centro Habana.

«Hace alrededor de 20 días colapsó una parte de la planta alta , trajeron el carro grúa y demolieron un pedazo y el mismo día se fueron hasta la fecha», dijo García León que además agrega imágenes del deteriorado edificio en Facebook.

Explica en su escrito compartido que el edificio “colinda con múltiples viviendas , además de transeúntes y vecinos (as,) como yo que vivimos cerquita .”, que a pesar de encontrarse vacío es un riesgo.

«Me pregunto ¿qué están esperando para quitar el inminente peligro, que hayan heridos y muertos, por favor un poco de conciencia», agregó.

Termina diciendo en su texto: “Por favor necesitamos ayuda inmediata ,muchos niños, ancianos y demás transitamos por la cuadra de San Nicolás # 414 entre , San Rafael y San José, Consejo de Dragones en Centro Habana”.


En la tarde de ayer me encontraba haciendo diligencias al doblar de mi casa y tristemente y preocupada me fijé en el…

Posted by Tatiana Garcia León on Friday, May 13, 2022

A continuación reacciones de internautas dejando sus opiniones al post de García León:

«Cuando se caiga otro trozo y mate a alguien será que irán a demolerlo, desgraciadamente así funciona el régimen que nos han impuesto, más de lo mismo»; «Dios mío, este país está hecho un desastre, el gobierno tiene la obligación de reparar estas viviendas inhabitables o demolerlas antes que ocurran más hechos lamentables, y sería imperdonable ya que por esas calles transitan muchas personas y niños»; «Necesitamos un poco de responsabilidad y interés por parte de las autoridades correspondientes para evitar lo que si se puede evitar. ¿Es tan difícil aprender de los errores?”

No solo en Centro Habana ocurre esta situación de deterioro y abandono de edificios de viviendas, que sus ocupantes no les queda otra alternativa que poner en riesgo sus propias vidas por la ausencia de recursos  y el elevado precio de los materiales cuando logran conseguirlos, resultando imposible repararlos y poder vivir con tranquilidad. La Isla está inundada y no de agua sino de un gran deterioro en sus edificaciones.

Esta situación planteada por García León trae a la mente la muerte de tres niñas en La Habana hace dos años, cuando al pasar por debajo de un balcón este se derrumbó.