Este miércoles, la Aduana General de la República de Cuba publicó un comunicado en el que decía que 29 agencias radicadas en EEUU están involucradas en casos de tráfico de mercancías, y admitió que en estas operaciones sus agentes incurren en los mayores hechos de corrupción.

Asimismo aseguró que esta red de contrabando tiene “rasgos de organización e impunidad, a partir de las cadenas desarrolladas en el país para la comercialización de los bienes”.

Martí Noticias recuerda que en la Isla la importación individual con fines comerciales se encuentra prohibida, las empresas estatales son las únicas importadoras autorizadas en Cuba.

La Aduana afirma que estas empresas de paquetería “operan de manera no autorizada en el envío de artículos para terceros a la Isla, mediante viajeros que aceptan traerlos a cambio de pago o compensación”.


Al no tener un contrato con el Gobierno cubano, estas agencias pueden calificarse como ilegales.

De acuerdo al comunicado “utilizan la vía de encomiendas a pasajeros, acción que supone un alto riesgo”, dado que a veces éstos no saben absolutamente nada de lo que contienen los paquetes, y podrían incurrir en tráfico de drogas “y de otros materiales ilícitos”.

En 2018 se detectaron 113 casos de tráfico de mercancías, informó la Aduana, de igual modo se realizaron cuatro denuncias por contrabando asociado a ese fenómeno.

La entidad también notifica que se incautaron más de tres toneladas de productos de diversos tipos, que trataron de introducirse a Cuba a través de las mencionadas redes.

El Gobierno cubano identificó la veintena de agencias ilegales establecidas en EEUU, dentro del grupo están XAEL Habana, Va Cuba, Cubamax Travel, Viajes Coppelia, Habana Air, Blue Cuba Travels y Central America Cargo.

El periodista Iván García, en su artículo “Tráfico de mercancías, una estrategia para sobrevivir en Cuba”, explica que la Aduana General de Cuba aplica leyes retrógradas y severas en materia de importación de mercancías; y la corrupción abre la puerta al comercio privado, acota Martí Noticias.

El mismo medio subraya, que las absurdas disposiciones del órgano de control en la frontera cubana posibilitan a los nacionales importar determinadas mercancías una vez al año, y para los residentes en la Isla el pago es en moneda nacional, no obstante las disposiciones son evadidas, y existe la corrupción por detrás del telón.

(Con información de Martí Noticias)