Un grupo de jóvenes se burló de una señora que llego a una fiesta de adolescentes para pedirles que terminaran la fiesta.


En el primer intento el joven derribo a la señora al suelo para después cargarla y tirarla a la piscina. El vídeo circulo rápidamente por las redes sociales provocando indignación.

La policía tiene a un sospechoso bajo arresto relacionado con el incidente.