Una adolescente de North Miami Beach que estaba en paradero desconocido regreso a casa acompañada de agentes de la policía que la fueron a buscar hasta Carolina del Norte.


La jovencita de tan solo 15 años, se había marchado de casa con un hombre que conoció jugando videojuegos. El sujeto, que conoció jugando Fire Max, la recogió en su casa el sábado. Según la adolescente en el vehículo con él viajaban otros tres adultos.

“Fuimos a buscar gasolina y él estaba con su amigo, hermano y cuñada”, dijo la adolescente Jeimy Henrríquez. “Estuvimos allí un tiempo y luego nos fuimos. Llamé a mi mamá para decirle que estaba bien, y al día siguiente la llamé nuevamente para enviarle la dirección donde estaba ”.

La madre de la niña avisó a las autoridades cuando niña la llamó llorando diciendo que estaba lejos de casa y que tenía frío.

Rápidamente varias agencias trabajaron en conjunto para dar con el paradero de Henrríquez; entre ellas el Departamento de Policía de North Miami Beach, el FBI, y el US Department of Homeland Security.

«Estoy feliz de que ella haya vuelto a casa y también estoy agradecida con Dios», dijo la madre de la víctima, Ana Quintanilla. “Ella comenzó a llorar cuando me vio y nos abrazamos. Sé que se arrepiente «.


La identidad del hombre que se llevó a la niña no fue revelada. Las autoridades dijeron que era un hombre al menos 10 años mayor que ella.

Las autoridades rastrearon el teléfono de Henrríquez hasta Carolina del Norte y dos agentes de North Miami Beach fueron a buscarla luego que agentes locales de Homeland Security la localizaron.

Henrríquez envió un mensaje para aquellos de su edad.

«Pensar en lo que están haciendo y no salir de casa por alguien que conocen en la internet», dijo.

No está claro si se han realizado arrestos.