Un adolescente de Florida identificado como Thomas James Johnson, de 19 años, fue condenada a cadena perpetua por la violación de una niña de 2 años.


El crimen fue cometido en el 2018 cuando Johnson quedó al cuidado de la niña y otros dos menores. Entonces Johnson tenía 17 años de edad.

Un juez del condado de Polk impuso la sentencia el viernes a Johnson juzgándolo como adulto, luego que el adolescente se declarara culpable.

Lakeland Ledger informa que Johnson fue arrestado el 28 de abril de 2018, solo unas horas después de llamar al padre de la niña para decirle que había resultado herida y que necesitaba volver a casa.

Después de que el padre llamó al 911, Johnson dijo a los agentes que un hombre enmascarado vestido de negro entró a la casa mientras dormía.


Johnson dijo que había perseguido al hombre de la casa, luego se dio cuenta de que la niña había resultado herida.

Pero la investigación pronto se volvió hacia Johnson. El K-9 de un sheriff condujo a una sábana ensangrentada que Johnson luego admitió haber escondido en el bosque detrás de la casa.

Johnson se disculpó con la familia de la niña en la corte el viernes.