USCIS uso de la marihuana

La posesión, producción y distribución de marihuana, incluso en los estados donde es legal, seguirá siendo una barrera en muchos casos para los inmigrantes que esperan obtener la ciudadanía estadounidense, dijo la administración Trump.


La violación de las leyes de sustancias controladas, incluida la marihuana, «sigue siendo una barrera condicional para establecer un buen carácter moral para la naturalización», dijo el USCIS en una alerta de política emitida el viernes y reportada por CNN.

«La marihuana sigue siendo ilegal según la ley federal como una sustancia controlada de la Lista I, independientemente de cualquier acción para despenalizar su posesión, uso o venta a nivel estatal y local», dijo un portavoz de USCIS en un comunicado. «La ley federal no reconoce la despenalización de la marihuana para ningún propósito, incluso en lugares donde la ley estatal o local lo hace».

A principios de este mes, el alcalde de Denver, Michael B. Hancock, envió una carta al fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, solicitando orientación del Departamento de Justicia sobre políticas que «impactan negativamente» en el estado de inmigración legal para las personas que trabajan en la industria de cannabis de Colorado.

«Denver entiende la necesidad de leyes y regulaciones federales con respecto a la ciudadanía y la inmigración, pero estamos viendo los desgarradores efectos que esas leyes y regulaciones federales están teniendo en nuestros residentes», dijo Hancock en un comunicado.


Según USCIS, mientras la marihuana siga siendo ilegal según la ley federal, la agencia no otorgará consideraciones especiales a las personas cuyas actividades de marihuana pueden ser despenalizadas según la ley estatal o local.