La administración de Donald Trump se encuentra estudiando una orden que facilitaría la deportación de inmigrantes que dependan de la asistencia social.

Documentos obtenidos por la agencia The Associated Press revelan que la orden exigiría la identificación y deportación «tan rápida como sea posible» de cualquier inmigrante que se encuentre en el país sin autorización y reciba ciertos tipos de prestaciones de asistencia pública.

El borrador de la orden ejecutiva indica que el gobierno está considerando tomar medidas no sólo contra los inmigrantes que están ilegalmente en Estados Unidos, sino también contra algunos que viven en el país legalmente con residencia permanente (Green Card).

Según el reporte de el Nuevo Herald la Casa Blanca no quiso comentar sobre esta orden que está en discusión.