Md Abu Siddiquee, residente de Lauderhill, fue encontrado el domingo por la policía del Condado Broward (BSO). Temblando y tartamudeando, Siddiquee le dijo a los agentes que se había citado con una mujer llamada Jesse Rodríguez para tener relaciones sexuales, informa el Nuevo Herald.

Siddiquee describió un encuentro sexual que de pronto se convirtió en un robo con amenazas de muerte.

El BSO arrestó a Rodríguez, de 30 años, y a Kevin Ramnarine, su presunto cómplice, en el Extended Stay Hotel, ubicado en el 3873 Commercial Boulevard en Fort Lauderdale.

Rodríguez, vecina de Wilton Manors, enfrenta ahora seis cargos de delito mayor (secuestro con daño físico; detención de un adulto en contra de su voluntad; robo en gran cuantía entre $300 y $5,000; robo de automóvil; uso ilegal de una tarjeta de crédito; posesión de codeína) y tres delitos menores (agresión; posesión de menos de 20 gramos de marihuana; posesión de drug parafernalia de drogas).

Ranmarine, de 27 años y residente de Boynton Beach, enfrenta los mismos cargos menos la cusación de agresión y de uso ilegal de una tarjeta de crédito.


Ranmarine también fue acusado de asalto con agravantes con un arma mortal sin la intención de matar. Un juez le fijó una fianza de $78,200.

Siddiquee le dijo a la policía que fue a la habitación número 257 del hotel para verse con una mujer que conoció a través de la página web Backpage.com.

Cuando Siddiquee llegó a la habitación, “la mujer comenzó a realizar actos sexuales con la víctima y luego le ató las muñecas usando el cable de un teléfono celular”, según el informe del arresto.

Fue entonces que el sexo se convirió en robo. Rodríguez le registró los bolsillos del pantalón y se apoderó de $180 en efectivo, la billetera, el celular y las llaves del auto. Siddiquee le declaró a la policía que Rodríguez le pegó varias veces hasta que él le dio el número de contraseña de su tarjeta de débito.

Rodríguez llamó a una mujer, Latrise Lenoir, que fue a un cajero automático del Bank of America ATM para usar la tarjeta. Cuando la contraseña no funcionó, ambas mujeres desataron a Siddiquee y fueron con él al banco, donde sacó $200.

Cuando regresaban al hotel, se les unió Ramnarine, a quien la policía conoce por el apodo de “LA”, que tiene tatuado en la frente. Presuntamente Ramnarine mantuvo a Siddiquee en la habitación amenazándolo con matarlo a tiros.

Tras el regreso de las mujeres, los cuatro fueron a una farmacia CVS localizada en el 3915 Commercial Boulevard. Cuando Rodríguez estaba en la caja para pagar algunos productos de maquillaje y $200 en tarjetas de regalo de Visa Siddiquee trató de quitarle su celular y aunque no pudo hacerlo, la pelea causó tal conmoción que Rodríguez y Ranmarine salieron a toda velocidad de la tienda y huyeron en el auto de Siddiquee.

Poco después el BSO encontró a Siddiquee después de responder una llamada al 911. Luego los agentes fueron hasta el hotel donde arrestaron a Rodríguez, Ranmarine y Lenoir. Según documentos judiciales y del arresto, Lenoir fue puesta en libertad posteriormente sin ser acusada.