Los tres adolescentes acusados de organizar y participar en el asesinato de un estudiante de high school en Miramar, Florida; serán juzgados como adultos.


Andre Clements, de 16 años, Christie Parisien, de 17, y Jaslyn Smith, de 16, enfrentan cargos de asesinato en primer grado con un arma mortal, conspiración criminal y manipulación de pruebas.

Un gran jurado del condado de Broward emitió una acusación el jueves por la muerte el 17 de octubre de Dwight Grant, de 18 años.

Según las autoridades, los tres planearon la muerte de Grant quien murió apuñalado con una espada, luego de recibir una brutal golpiza. El motivo del crimen está relacionado con un tema amoroso.

La evidencia de las autoridades incluye imágenes de vigilancia que colocaron a los tres adolescentes en la escena del crimen que se llevó a cabo afuera del apartamento de la víctima en un complejo residencial en Miramar.

Se espera que las fechas de los cargos se anuncien pronto. En ese momento, los adolescentes pasarán de la detención juvenil al sistema carcelario.


Debido a sus edades, la sentencia máxima posible que enfrentan es cadena perpetua. Si el caso se hubiera manejado en el sistema de justicia de menores, los acusados tendrían que ser puestos en libertad después de cumplir un máximo de tres años.