Luis Alberto García escasez en Cuba

El actor cubano Luis Alberto García envió un mensaje a quienes se alegran de la situación en Cuba tras la anunciada crisis energética por parte del régimen de La Habana y las sanciones de la administración Trump.


«Algunos cubanos (por fortuna los menos) que se alegran del hambre, la sed y los apagones que nos atacarán como los Caminantes Blancos, de la falta de más medicinas, los sudores y sofocos sin ventiladores ni aires acondicionados en este verano eterno, las horas que cientos de miles verán consumirse en las paradas de ómnibus, los taxis en “stop motion”, ¿quieren de verdad lo mejor para nosotros?» dijo el actor cubano en una publicación en Facebook.

» ¿El fin justifica los medios? ¿Los ancianos y los niños sufriendo en un primerísimo primer plano, es algo que les parece bien? ¿Los enfermos encamados, los que deben ir a un hospital por una diálisis, un suero para paliar el cáncer o una sesión de fisioterapia y pasarán las de Caín para transportarse, los que necesitan un trasplante y no tendrán acceso a los medicamentos que les permitan a sus cuerpos acoger a ese nuevo órgano sin rechazarlo, merecen ese vía crucis? ¿En defensa de qué idea apoyan semejante indefensión?» continuó.

«¿Son felices pensando en los cientos de miles de compatriotas, familiares, amigos o conocidos, que estarán dos o tres horas tratando de ir a trabajar para mantener a los suyos y otras dos o tres para llegar a sus casas para cocinar lo que aparezca, a veces sin agua, a veces sin energía eléctrica, en un ciclo infernal? ¿Contentones de que miles de emprendedores pierdan lo que invirtieron? ¿Alegres de que desaparezcan los cruceros y mermen las remesas? ¿Se les dibuja en sus rostros una sonrisa imaginando semejante malvivir?» siguió haciéndose preguntas.

«Los que piden intervención militar y lamentan que mis niñas y mi nieta terminen siendo bajas de guerra colaterales, porque dicen que no tuve la previsión de concebirlas en tierras de libertad, ¿aman a los niños? ¿Son buenos cristianos? ¿Son buenas personas?»


«Cuando me vea cualquier madrugada de esas, con un pedazo de cartón, echándole fresco a mis hijitas durante horas para que puedan dormir y llegar a su escuela medianamente descansadas, voy a estar pensando mucho en ustedes. Mucho» dijo quien también dijo que se acordará de esos cubanos que viven fuera y que a pesar que no les gusta el comunismo no piden lo peor para los que viven en Cuba.